28 julio 2011

Profesores encabronados: más allá de la indignación

Escribo una vez superada la sorpresa inicial. Escribo tras ir metabolizando lentamente las noticias sobre los recortes en la educación pública que iban llegando desde la Consejería de Educación de Madrid. Escribo tras dejar que la conmoción y el desánimo iniciales fueran siendo sustituidos lentamente por la rabia y la indignación. La indignación. Llevo años defendiendo que era ése el sentimiento que debía ser invocado y canalizado para contrarrestar la actual situación de crisis social permanente en la que nos han colocado. El sentimiento que había que fortalecer y alimentar  para hacernos visibles, dejando atrás el maldito miedo que nos vuelve conservadores (de la nada) o el melifluo e infecto pensamiento positivo, que pretende hacernos creer que siempre somos los responsables últimos de todo lo que sucede invalidando cualquier planteamiento reivindicativo, ya que el problema está en uno mismo. Pero hay un desgaste evidente en el término indignación. Se ha manoseado demasiado. Todo el mundo lo utiliza para casi todo. Hay que buscar algo nuevo. Hay que inventar algo nuevo. Algo más castizo, más propio, que refleje mejor mis sentimientos: yo escribo desde el más profundo, sincero y radical encabronamiento. Profesores encabronados. Ése será el título del post. Porque ése debe ser el sentimiento que guíe nuestras próximas acciones. Aunque la derrota sea casi el único resultado posible. Porque así es como me siento: absolutamente encabronado. 

Esperanza Aguirre, a través de sus lacayas Lucía Figar y Alicia Delibes, ha acometido, de manera alevosa, en pleno mes de julio, la parte final de su plan de destrucción sistemática de la educación pública en Madrid. Con la excusa de la crisis (de nuevo) y utilizando mentiras cobardes, han aumentado (retorciendo la ley de manera torticera) la carga lectiva semanal de cada profesor de Educación Secundaria entre dos y tres horas. Los que están fuera del ámbito educativo, los imbéciles en general y los que rumian una estúpida y miserable envidia esquizofrénica hacia el trabajo de los profesores (esquizofrénica porque los mismos que te dicen que estás loco por trabajar con adolescentes “asalvajados” son los que  siempre critican los dos meses de vacaciones) no entenderán cuál es la queja por pasar de 18 horas semanales de atención directa a los alumnos a 20 o 21. Hasta que les toque a sus hijos, claro, ser pasto de estos experimentos. Lo intentaré explicar brevemente: ese cambio supone que un profesor puede pasar de dar clase semanalmente a 120 alumnos a dar clase a  150. De golpe. Y entre esos 150 nunca estarán, claro, los hijos de Figar. El error (interesado) consiste además en confundir estas horas lectivas con las totales trabajadas semanalmente. Eso sólo lo hace con intereses espurios la susodicha Figar, Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, cuando miente miserablemente en las televisiones de Vocento o Intereconomía ante una panda de periodistas indocumentados que no son más que estómagos agradecidos. La jornada semanal de un profesor en España es de 37,5 horas semanales, de las que 27 son de obligada presencia en el centro; hasta 30 se cumplen con las reuniones extraordinarias de evaluaciones, claustros, reuniones con padres, etc;  y el resto se asume que se hacen en casa (o en el centro) y todo el mundo (que no sea imbécil) puede comprender cómo se completan con tan sólo recordar los trabajos de los alumnos que hay que leer, exámenes que preparar y corregir, preparación de clases, atención de blogs o wikis, formación permanente y un largo etcétera. Pues bien, al aumentar las 18 horas de atención directa con alumnos a 20 o 21, sumadas a las horas de guardia (esas horas en las que ejercemos no de profesores sino de guardias de seguridad de los alumnos cuando alguna baja médica obliga a un profesor a no acudir al centro; algo que es inimaginable por ejemplo en Francia), y a las reuniones obligadas de coordinación, se cubren las horas obligatorias de estancia en el centro sin que se deje tiempo para cosas tan elementales como preparar unas prácticas de laboratorio. No hay problema. Ningún problema. La Consejería de Educación lo tenía todo bien pensado. No pensaba limitar sus decisiones a algo que finalmente repercutiría sólo en una mayor carga de trabajo a los profesores, pero no serviría finalmente para devaluar aún más la educación pública. El objetivo era más ambicioso.

Ese aumento de carga lectiva del profesorado podría haber significado que con el mismo número de profesores se podrían ciertamente haber mejorado las ratios de alumnos en los grupos (formando grupos de 15 o 20 alumnos, los ideales para la enseñanza) y por ende habría mejorado la atención educativa (por lo que el problema de aumento de la carga lectiva de los profesores se hubiera convertido en un mero problema de derechos laborales, pero no en un problema de calidad educativa), pero como la idea central era la de recortar gastos en la educación pública y devaluarla al tiempo, no sólo no se han mejorado las ratios sino que para este curso han aumentado. Y además se han eliminado los desdobles (grupos que se separan en dos más pequeños para realizar prácticas, conversación de inglés, etc); se ha eliminado por tanto la posibilidad de realizar  prácticas de laboratorio; se ha eliminado la hora de tutoría (en la que el profesor tutor podía dialogar con sus alumnos acerca de los problemas que surgen, tratar aspectos no directamente relacionados con la instrucción pero sí con la educación, acercarse personalmente a ellos, orientarles para el futuro…Sólo hay que pensar lo que va a pasar este año con los niños de 1º de la ESO que saltan del colegio al instituto y no van a poder tener ese ancla emocional que en muchas ocasiones es la figura del tutor para ellos); se han recortado los programas de compensatoria (para alumnos con problemas familiares y socioeconómicos que tenían una atención más personalizada y ahora entrarán en los grupos normales, en los que por una parte será imposible atenderlos como se debe y por otra parte ellos mismos se convertirán en alumnos disruptivos, objetores educativos que harán imposible la convivencia en las aulas y por supuesto, la correcta impartición de las clases); se eliminan las horas de reducción para los coordinadores TIC (por lo que el uso de las nuevas tecnologías en los centros va a sufrir un duro retroceso); se eliminan las horas de reducción para la organización de las actividades extraescolares (con lo que al no haber tiempo para organizarse seguro que se reducen dramáticamente las salidas culturales)… Un ejemplo práctico que será entendido por todos: este año en muchos centros públicos de Madrid habrá grupos de 1º de Bachillerato con 37 o 38 alumnos que verán como no pueden desdoblarse para aprender inglés, utilizar la sala de ordenadores o para realizar una puñetera práctica de Química o Biología. Y no harán salidas culturales porque nadie tiene por qué disponer de su tiempo privado para organizárselas. Aguirre busca conseguir una educación de varias velocidades en Madrid, en la que a la cola esté una educación pública que, aún contando con buenos profesionales (que los hay, y muchos), no podrá competir en ofrecer una calidad educativa acorde con lo que nuestra sociedad nos exige. Y en la que lentamente se irán introduciendo las empresas u fundaciones privadas para ofrecer esos servicios que ahora se van a impedir realizar a los funcionarios públicos con sueldos dignos y que ellas, subcontratadas, realizarán a un menor coste (que evidentemente se consigue a través de ofrecer sueldos miserables a jóvenes precarios), inoculando además ideología neoliberal en los alumnos. Un ejemplo que pone los pelos de punta en la fundación que dirige la hija de Botín, Empieza por educar, con sus “profesores transformacionales” (sic) "líderes" que actúan como "embajadores" de un misión superior: acabar con el fracaso escolar. La terminología que usan, con influencias claramente sectarias, está a disposición de todos a través de su web en la que afirman pertenecer al movimiento "Teach for America", un movimiento educativo estadounidense de marcado carácter liberal.

La consecuencia de estos desmanes va a ser que el año que viene se ahorrarán los sueldos de otros 3000 profesores (a añadir a los más de 1000 del año anterior y a los 400 del anterior) en la Educación Secundaria, lo que supone no sólo la no contratación (hasta ahora habitual) de todos esos profesores interinos (que ocupaban plazas completas y necesarias hasta ahora, que no salían en las oposiciones precisamente para poder tener margen para realizar barrabasadas como ésta), sino desplazar a otros cientos de sus centros definitivos y dejar en el limbo a otros tantos (hay más de 1200 profesores que aún a día de hoy, habiendo obtenido plaza en las últimas oposiciones, no tienen centros donde trabajar). Supone también que para que cuadren horarios y plantillas, y a pesar de ese excedente de profesores cualificados existente, el curso que viene será habitual ver profesores de Filosofía impartiendo Inglés, de Educación Física impartiendo Ciencias Naturales o de Latín impartiendo Francés. Profesores que se enfrentarán a clases de 30 alumnos de media, en los que no se habrán filtrado los alumnos con problemas educativos y sociales que generan enorme conflictividad, en los que se encontrarán alumnos con necesidades educativas especiales a los que no se les podrá atender debidamente (casualmente no suelen ir a la concertada, sino que son siempre derivados a los centros públicos) y que generan también, lógicamente, cierto caos en las aulas por el desfase existente. Grupos de alumnos a los que intentarán enseñar algo de una materia que no han estudiado jamás ni en la que, evidentemente, se han formado como profesores. Un panorama estupendo. Motivador.

Como España está llena de expertos economistas que opinan con tranquilidad desde el conocimiento etéreo que les da Sálvame o los telediarios de Telemadrid, habrá gente que podrá entender que estos recortes son necesarios en un escenario de crisis económica en la que las administraciones tienen que apretarse el cinturón. No voy a entrar a discutir aquí que si queremos que este país salga de las burbujas inmobiliarias, que se aleje del ladrillo y el sector servicios como ejes de nuestra economía, y redirija el sector económico y productivo hacia el I+D, debe fortalecer la formación y la educación de los más jóvenes, y no sólo debe evitar reducir los presupuestos para educación sino que debe reforzarlos (algo que por ejemplo EEUU ha realizado en los últimos tres años, los de mayor impacto de la crisis). Estoy demasiado encabronado para seguir intentando convencer. Prefiero hacer aquí el siguiente cálculo que cualquier idiota podrá entender: el sueldo medio bruto anual de un profesor en Madrid es de unos 30000 euros. Si multiplicamos por los 3000 profesores que se dejan de contratar para este curso salen unos 90 millones de euros de ahorro al año. Podría parecer una cifra a valorar. Podría. Lo que sucede es que si pincháis en este enlace leeréis la previsión que hace ACADE, la asociación de centros privados (no concertados) de Madrid, respecto a la cantidad que ahorrarán los padres de la educación privada madrileña (sólo la privada, no la concertada) gracias al aumento de la desgravaciones aprobadas por Aguirre: casi 65 millones de euros. Esta es la cantidad que no ingresa la Comunidad de Madrid en impuestos porque ha decidido “ayudar” a los pobres padres que llevan a sus hijos a los colegios privados. Al fin y al cabo, ya hacía un tiempo que los centros privados reclamaban su parte del pastel de dinero público que veían fluir indiscriminadamente hacia los centros privados concertados… ¿No hay motivos para encabronarse?... ¿En serio?... ¿Todos los padres están de acuerdo con todo esto? ¿El encabronamiento no debe ser de todo aquél que quiera una educación digna y sufragada con sus impuestos para sus hijos?... ¿De verdad alguien puede creer con honestidad que estos recortes son obligados por la crisis y ésta no sirve más que como excusa para realizar los tratamientos de choque neoliberales de los que hablaba Naomi Klein en La doctrina del shock?

¿Cómo hemos llegado a esta situación? No es una pregunta retórica. Se responde con facilidad y es muy fácil repartir culpabilidades y responsabilidades. Desde luego el gobierno de Aguirre tiene la mayor responsabilidad, aquí en Madrid. Pero sindicatos educativos, padres, profesores y sociedad civil en general tienen una parte muy importante de responsabilidad por olvidar en los años de bonanza de donde venimos y qué significaba haber construido un tejido educativo público como el que teníamos (que evidentemente era mejorable) y que lentamente unos han destruido y otros, con idiotas elitismos, han dejado destruir.

Sólo queda hacer lo que hay que hacer.

video

42 comentarios:

  1. Muy bueno, como siempre. Datos frescos confirmados por mi Laurita. En Colmenar se quedan en 23 profesores. Toma ya! un tercio de la plantilla a freir espárragos, y añadimos casos sangrantes (excluyendo, por supuesto, el nuestro que ya no tiene nombre) Juani, sin plaza. Hablé con Antonio ayer para contarle todo esto y se quedó flipando. ¿Entre 23 tenemos que sacar todo adelante? me decía...skywalker@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. ¡¡23!! Madre mía... La que les espera...

    ResponderEliminar
  3. Pepe, cruda y arriesgada tu metáfora de la escena de "Grupo salvaje", por ponerte -en este lamentable universo de corrección política e hipocresía que padecemos- al alcance de malintencionadas críticas: violento, fascista,, ya sabes. Yo, sin embargo, estoy de acuerdo con lo que quieres decir: ha llegado el momento de decir: "Vamos" y defender lo nuestro con dignidad (no estaríamos ahora tan indignados si no la hubiésemos perdido hace tiempo). Por esto, creo que nuestro principal enemigo vamos a ser, una vez más, nosotros mismos: nuestra "prudencia", nuestros escrúpulos, nuestro miedo al espantajo del rechazo social que todos los medios (¡todos!) van a agitar ante nosotros más tarde o más temprano. No sé hasta dónde llegará el colectivo y desconfío al máximo de los sindicatos. ¿Seremos capaces de mantener el encabronamiento cuando sean ellos mismos los que vengan a pedirnos responsabilidad ante la crisis? Ya veremos. De momento, está bien que muchos sepamos que es mentira lo del ahorro, que esos 90 o 100 millones son una birria. Hoy, por ejemplo, sale en "El País" (otro que nos va a traicionar) el dato de que la visita del Papa va a costar, según algunos cálculos, esos cien millones. ¡A encabronarse todos como Dios manda!

    ResponderEliminar
  4. Muy bien explicado. Lo he meneado: http://www.meneame.net/story/profesores-encabronados-mas-alla-indignacion

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post, seguid así, explicando claramente qué significan los recortes. Hay qua hacerse oír más allá del sector educativo y no olvidemos que mientras el gobierno central acaba de reformar 4 de eso: aún se podr´na dar afines más peregrinas el curso que viene, echo en falta que se incluya en el análisis sobre los recortes

    ResponderEliminar
  6. Lo que hay que hacer es trabajar y no dedicarse a escribir esta sarta de estupideces.

    ResponderEliminar
  7. Uhhh, lo mejor es que os pongais a trabajar que Doña Espe cada día tiene más diputados y más apoyo y por lo que se lee aquí eso es lo que duele. Ah, y si tanto defendeis la enseñanza pública ¿como es que casi todos los profesores y maestros teneis a vuestros hijos en colegios privados?

    ResponderEliminar
  8. Mejor no se puede explicar, Felicidades.

    Profe con sus hijos en la publica, lejos de curas, monjas y otros Michaeles Jacksons

    ResponderEliminar
  9. Lacayas? Ezquizofrénicos? Estómagos agradecidos? Periodistas indocumentados? Que clase de fascista eres tu que sólo sabes insultar? Y para finalizar la sarta de sandeces que escribes las ilustras con un video dónde 4 yankees, al mas puro estilo americano del matonismo spaghetti western se dirigen a matar a un grupo de mejicanos. ¿Estás incitando a asaltar la Consejería de Educación a tiros? Por no decir que Holden inicia la "hazaña" saliendo de un prostíbulo donde tiene la "decencia" de darle unas monedas a la prostituta (apenas una niña)mientras sus compañeros se van sin pagar a las otras mujeres que se lamentan desconsolodamente (!!). Te felicito, en ese video se resume lo que tu eres. Dios nos libre de que jamás mis hijos sean educados por gentuza,que utiliza éstos ejemplos tan fachas y violentos para saber "lo que hay que hacer".

    ResponderEliminar
  10. Te felicito por esta entrada... y respecto al último comentario, se descalifica a sí mismo con semejantes insultos... y porque debería recibir unas cuantas clases sobre las diferencias entre lenguaje literal y lenguaje metafórico... ¡huelga en la enseñanza ya!

    ResponderEliminar
  11. En primer lugar muchas gracias a los que os ha gustado el post. La situación nunca ha sido tan dramática para la educación pública de Madrid y es necesario reflexionar y discutir lo que está pasando

    A los que no tienen otra cosa que hacer que entrar a decir tonterías de manera anónima no tengo mucho que decirles. Su nivel intelectual se retrata con las chorradas que escriben.

    Pero al penúltimo anónimo sí le voy a contestar algo, porque su analfabetismo cinematográfico me ha hecho sonreír. Esta secuencia forma parte del final de "Grupo salvaje", una de las películas más hermosas, tristes y poéticas que dio el western norteamericano en su época crepuscular (¿spaghetti western esto?... ni puñetera idea...). Esos cuatro tipos son unos miserables, unos perdedores, unos tipos que ven como su mundo desaparece, la civilización se impone y a ellos ya tan sólo les queda envejecer y morir. Holden lo sabe, lo entiende y sale del prostíbulo para hacer una última cosa bien, sabiendo que no puede ganar, que va a ser derrotado, siendo consciente que va a morir: debe intentar salvar a su compañero que está siendo torturado por aquellos que les han contratado. Tiene que hacer lo que tiene que hacer.

    La metáfora es tan evidente si ha visto la película que incluso con la estulticia que usted, querido anónimo, muestra en su escrito, podría haberla entendido. Creo (y tengo derecho a creerlo)que Aguirre está realizando las peores políticas posibles para la educación pública.Creo que hay que denunciarlo y que hay que intentar movilizar a la sociedad civil hablando claro de lo que está pasando. Sé (y soy consciente de ello) lo difícil que es transmitir esta urgencia educativa a una sociedad madrileña que vive adormecida y a la que los medios masivos en general (qué decir de Telemadrid) le ocultan estos hechos. Y por ello esta secuencia ilustra y sirve como metáfora de como un grupo de perdedores intenta contra toda lógica y contra el poder de maquinaria política pelear por salvar a la educación pública, porque entienden que es la única que garantiza una precaria igualdad de oportunidades inicial.

    Yo no insulto, describo. Yo no soy ni seré jamás violento, pero soy capaz de comprender y analizar el cine como una forma de arte compleja que va más allá del reduccionismo representativo que usted plantea.

    Y por suerte mis cinco años como profesor me han permitido darme cuenta de que soy capaz de realizar un buen trabajo y comprobar como éste era cariñosamente reconocido por mis alumnos y sus padres. Por su tono y su agresividad no tengo tan claro que usted pueda decir lo mismo respecto siquiera sus propios hijos. Eso sí, aún no tengo suficientes pruebas para calificarle como gentuza o fascista.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Me parece una sintesis adecuada sobre la situación de la enseñanza pùblica madrileña de cara al comirnzo de curso.
    Lo que no me gusta es el título del blog, ya que no se trata de "discursiones", sino de "discusiones".Somos profesores y referentes en la corrección expresiva, aunque casi nadie valore la trascedencia de nuestra dedicación diaria.
    Yo también estoy encabronada.

    ResponderEliminar
  13. Lo dicho Almeida, como sé que me lees, decirte que los fascistas utilizaban la censura como seña de identidad desde Francisco Franco hasta la Alemania Nazi. Exacto a lo que has hecho tu, no resistes el debate, aplicamos la censura.´Espero que por fin justifiques tu sueldo este curso gracias a Doña Esperanza Aguirre, eres muy poca cosa para criticarla.

    ResponderEliminar
  14. Pepe, ¿por qué pierdes el tiempo razonando con el payaso babeante ese de los comentarios de cavernícola? Tiene toda la pinta de ser un esbirro del PP, y con muy pocas luces. A uno que solo sabe insultar y es tan indigno de hacerlo desde el anonimato, se le borran los comentarios y listos. Insultar no es un derecho.

    ResponderEliminar
  15. Veo que tienes dignos seguidores tanto en la censura como seña de identidad (se les borra y punto dice guachiman) como en el lenguaje soez e insultante (payaso babeante,cavernícola,esbirro del pp dice guachiman) Insultar no es un derecho dice guachiman... sólo si él lo ejerce. Vaya, en que manos está la enseñanza de nuestros jóvenes, yo no soy del PP pero si apoyo cualquier iniciativa que os sujete tanto en rendimiento como en el lavado de cerebro ideológico que les haceis a nuestros hijos para despues no cortaros un pelo en acusar de aplicar ideologías liberales a quien tocar vuestro feudo que, por cierto, ya tocaba que se os fuera acabando.
    Amigo guachimán (vaya nombre feo eh) no me acuses de ser anónimo, si no lo fuera serías capaz de aplicarme la Santa Inquisición, es tu línea. Pero veamos si tu no eres anónimo, ejem, te llamas Guachiman, sin apellidos claro, tienes la foto de un tio feo que puedes haber sacado de google. Tu perfil dice de ti:

    Sexo: Hombre
    Horóscopo: Cáncer
    Sector: Educación
    Ubicación:Madrid : España


    Jajajaja, en esto debe consistir el no ser anónimo.
    Así pues amigo guachimán te dedico tu último parrafo, te lo mereces de vuelta para que empiecs por aplicarte tu propio cuento:


    A uno que solo sabe insultar y es tan indigno de hacerlo desde el anonimato, se le borran los comentarios y listos. Insultar no es un derecho.

    ResponderEliminar
  16. Bien, bien...ya le hemos leído, míster Anónimo, incluso creo que en su propio mundo usted piensa que es el único que argumenta y sólo otros los que insultan. Me alegro, tener imaginación es algo positivo. Los que le lean, podrán valorar la calidad de sus escritos y cómo, evidentemente, de lo que se aleja es de la posible confrontación de ideas. Llega de "sobrado" y de manera anónima pretende que se le haga caso. No será así más por mi parte. Sus mensajes insultantes permanecerán colgados (todavía no he borrado comentarios de nadie, aunque sé que algún día tendré que hacerlo)

    Pablo (Guachimán), te pido que no entres otra vez al trapo con esta historia. No merece la pena y lo sabemos, pero te agradezco tu defensa. Siempre he preferido no borrar los comentario sino contestar a los trolls. Hasta un límite, claro. Hasta ahora ha funcionado. Pero sin duda que si esto continuase así empezaría a borrar comentarios y ya está. Demasiada gente confunde la libertad que ofrece internet con la posibilidad de hacer y decir lo que sea de manera anónima, con un lenguaje chabacano y agresivo. No caigamos en ello.

    ResponderEliminar
  17. Recibido, Pepe, y perdona por haber metido baza, pero me fastidian mucho esta clase de ventajistas. He empezado por ignorar su último comentario; en realidad, ahora estamos para cosas de muchísimo mayor interés.

    ResponderEliminar
  18. Enumero de sus post Míster Almeida y GuachimanPablo sin apellidos (ojo que ya no es anónimo, se llama Pablo, enfin):
    Míster (peyorativo),"sobrado","troll","chabacano"."ventajista"
    Es, de nuevo, su mundo el que está trufado de insultos agresivos, los que lean sólo tienen que contarlos con los dedos de la mano, así de fácil.
    Con respecto a pretender que se me haga caso, Míster Almeida no hay que ser tan autosuficiente en realidad me importa bien poco, no crea usted que esto es un colegio y todos los que le leen sus alumnos a los que puede manipular.

    ResponderEliminar
  19. Magnífico post, desgraciadamente poca gente será capaz de quitarse la venda de los ojos y no creo que los sindicatos convoquen huelga, es difícil no politizar el tema cuando es el gobierno Agüirre el que esta destruyendo la educación pública, pero desgraciadamente mucha gente solo seguirá viendo una lucha política de los dos bandos de siempre, y al final los perjudicados serán nuestros hijos...

    ResponderEliminar
  20. Anónimo: debe saber que aquí se considera de mal gusto hablar como "Anónimo", excepto, por lo que veo, que usted solo escriba opiniones del gusto del propietario del blog. No le lleve la contraria ni opine diferente que se encabronan (ojo no es un insulto es copia del título del post)

    ResponderEliminar
  21. Gran entrada de principio a fin. Al que no le guste, será por que no quiere ver el problema, o porque lo respalda y participa de él ya bien por ser víctima de ciertos lavados de cerebro o ejecutor de los mismos de una manera u otra.

    Tomar medidas del tipo que sea que vayan en detrimento de la enseñanza pública me parece, y debería parecer lo mismo a todos los habitantes del país en cuestión en el que se produzcan, vergonzoso y penoso a partes iguales. Un atraso de magnitud titánica y de iguales visos tenebrosos por parte de los que pretendan llevarlas a cabo. Eso solo demuestra una vez más cómo dejamos que sean las cosas aquí en España, y cómo seguimos tirando piedras sobre nuestro propio tejado.
    Después de haberla cagado estos años atrás y estar sufriendo ahora las consecuencias, seguimos empeñados en buscar un par de culpables que eximan a todos los demás de culpa, y nos dejamos manipular por unos y por otros y pasamos por el aro creyendo a pies juntillas lo que nos cuente el fantoche de turno. Si total, ni siquiera de eso tenemos derecho a quejarnos, pues, somos nosotros, la sociedad, los que hemos puesto a los que ahora toman las decisiones ahí, en esa posición, finalmente. Hablo incluyéndome, como parte de la sociedad, nada más.

    Un apunte, se puede estar en desacuerdo y expresarlo, eso no te convierte en troll. Lo eres cuando faltas al respeto y lo único que buscas es la atención sobre ti mismo y la confrontación directa con los demás pasando el tema a tratar a un segundo plano. Por eso, a los trolls ni caso.


    Hija de maestra, estudiante de colegio e instituto público en su momento.

    ResponderEliminar
  22. Gracias por utilizar tu tiempo para explicar tan bien y de forma tan comprensible la situación.
    Queda mucho trabajo por hacer para que la opinión pública tenga toda la información que necesite para valorar si lo que pedimos es algo ilegitimo o un derecho del que se les está privando.
    Nosotros no tenemos una televisión pública a través de la cuál difundir mensajes equívocos y manipular.. así que trabajos como el tuyo son vitales para poder informar y alertar a todos los madrileños.

    ResponderEliminar
  23. No entiendo como los padres de la pública, que son mayoría, votan a esta gente

    ResponderEliminar
  24. Los padres de la pública que son mayoría saben, como todo el mundo, que el noventa por ciento de los profesores y maestros de la pública tienen a sus hijos en colegios privados y saben además del bajo rendimiendo y la politización de los profesores públicos (buena muestra este blog).
    Al último "Anónimo" que dice..."así que trabajos como el tuyo son vitales para poder informar y alertar a todos los madrileños".... le recomiendo que lea el nº de comentarios de todos los post de este blog se resume rápido 0 comentarios, 0 comentarios,0 comentarios.... así que no parece un gran instrumento para alertar a todos los madrileños, cero comentarios supone muy pocas visitas y nulo interés público, de hecho si revisas los post y entradas anteriores verás que no hay ni un sólo debate que alcance los 11 comentarios (excepto éste)díficil será que Almeida compita con la televisión pública.
    Con respecto a la "Hija de maestra" (tan pagada de si misma por lo que se desprende de su post)me temo querida que es incompatible utilizar él termino "fantoche de turno" y luego clamar respeto para los demás.
    Leonardo ¿te cuesta aprender lo que significa mayoría? Pues exactamente eso: tu eres minoría y los padres de la pública no están de acuerdo contigo y así lo hacen valer con su voto.

    ResponderEliminar
  25. Muy buena reflexión. Comparto por ahí :)

    ResponderEliminar
  26. Yo también estoy encabronada, indignada y degraudada.
    No soy una profesora, sino una estudiante, estudiante de bachillerato a la que han quitado a sus mejores profesores; estudiante de bachillerato a la que uno de los profesores trasladados ha sido el único profesor de física en todo el centro y la que se pregunta quién la va a preparar para selectividad; estudiante de bachillerato cansada y degraudada con la política de este país que parece ser que únicamente hay dos bandos y no hay vuelta atrás, pues permitirme decir que no, hay que saber reconocer cuando se confunden y no ir pasando la bola unos a otros, en este caso se han confundido y mucho: LA ENSEÑANZA ES LO PRIMERO y no se puede permitir por ninguna de las partes(tanto profesores como alumnos,que son los mayores perjudicados) que este al final de la cola, porque ¿qué va a ser de nosotros, esos alumnos que al día de hoy les han estado impartiendo clase de literatura profesores de historia(todo esto sin los nuevas modificaciones)?

    Por último, me gustaría dar una opinión más, al comentario de 'esa es la idología que imparten a nuestros hijos' es normal que según como sean las creencias o idologías sean transmitidas mediante la forma de enseñar, pero quiero destacar que los alumnos no somos tontos, que nos estamos formando y que al formarnos tenemos que escuchar todo y así por méritos propios y porque somos jóvenes y tenemos el derecho a equivocarnos(si ese es el caso) y no solo nos podemos quedar con lo que escuchamos en casa, elegimos nuestra forma de pensar y dejamos de ser una copia exacta de lo que quiera la gente que seamos,sino que seremos nosotros. También cabe destacar que hoy por hoy la forma de pensar no la dan en exclusiva los profesores, ni los padres ,sino existen otros lugares o medios que son los que de verdad deberían preocupar...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. ¿Quién te va apreparar para la selectividad?¿ Debes ser una estudiante talludita puesto que ya no se llama así, se llama PAU. Claro que aquí hay muchos "anónimos"camuflados vete a saber quién eres en realidad.
    De cualquier forma es mucho más difícil aprobar el bachiller que aprobar la PAU, por lo que hay un único secreto ESTUDIO y TRABAJO personal, es decir que te sientes a estudiar y no esperes que te saquen las castañas del fuego, si así lo haces verás que apruebas con nota muy alta.En la Universidad no tendrás profesores pendientes de ti, si estudias, bien, y si no, peor para ti.
    Y sí, tienes razón, olvídate de la política y ponte a estudiar para que nada ni nadie influya en tu pensamiento y mucho menos profesores resentidos que ven como les desmontan el chiringuito.

    ResponderEliminar
  28. Es muy interesante que los alumnos de Bachillerato también entiendan qué significa la educación pública y sobre todo qué significa devaluarla. Siempre he defendido que una de las ventajas de la pública era que en ella los alumnos encuentran profesores de todo tipo, con voces e ideas muy dispares, que deben servir para abrir puertas que los alumnos, a medida que conforman su propio criterio, cruzarán o cerrarán de un portazo. Esto, por definición, no puede existir en la educación privada donde la libertad del profesor siempre se ve amenazada por un posible despido que termina cohibiendo su labor.

    ResponderEliminar
  29. Realmente un post bastante acertado y realista Sr. Jose Almeida, le felicito. Sinceramente no esperaba este nivel de crispación en los comentarios. Recuerde, la indiferencia suele ser lo mas acertado, pues nada puede aportar razonar o dialogar con la pared.
    En breve le haré llegar un articulo que he escrito, pues me interesa conocer su punto de vista sobre el mismo.
    Un saludo y rememorando otro gran momento del cine, recuerde ese momento en el que el padrino era incapaz de aceptar que su reinado había llegado a su fin en la cancha iluminada por un tenue rayo de luz.

    ResponderEliminar
  30. Muchas gracias, esperaré ese artículo para leerlo.

    El Padrino... ¡qué grande! :)

    ResponderEliminar
  31. Buena escenificación Almeida, una supuesta alumna de bachiller interviene y es contestada pomposamente por usted, es decir que se contesta a si mismo (le delata el que la supuesta alumna diga "... los alumnos son los más perjudicados..", ¿no debería decir "somos"? y selectividad por Pau?). Lo del final del reinado del padrino bajo la tenue luz creo que se refieren a usted y a muchos Almeidas más.

    ResponderEliminar
  32. Hasta aquí hemos llegado, amigo. A partir de ahora para seguir diciendo tonterías se hace usted un blog y nos deja a los demás en paz. Activo la moderación de comentarios para que los trolls dejen de campar a sus anchas queriendo ser el centro de toda conversación.

    ResponderEliminar
  33. José, gracias por el post; me parece muy acertado y ya lo he hecho circular entre profesorado y conocidos en particular, de todos los signos, para que se enteren ed verdad de cómo son las cosas.
    Por cierto, qué paciencia la tuya con el anónimo cansino...

    José Luis García

    ResponderEliminar
  34. Aguirre cofunde guardería con educación.una pena

    ResponderEliminar
  35. Le agradezco que comparta su reflexión.
    No quiero ser pesimista: estamos en un momento realmente malo pero la profesión ha ido degradándose de manera acelerada. Y lo más grave, creo que no podemos cambiarla, es decir, no podemos mejorar nuestra situación porque para ello necesitaríamos lo que podría llamarse "una revolución sin contemplaciones".

    Esta profesión es prisionera, como otras tantas, de las hipotecas de viviendas caras que han brotado en este país, unido a la necesidad del coche con la suma de gastos que eso lleva. No sabría decir cuántos compañeros no pueden perder un día de trabajo para hacer huelga, simplemente por cuestión de dinero (ya no por ideología). Esta profesión está, con perdón de la expresión: "agarrada por las pelotas" porque hace muchos años se montó en el carro de la buenanza y de la dejadez, de la cabeza agachada y la palmadita en el hombro.
    Tengo grandes compañeros, muy buenos profesionales que lo pasan mal con las broncas de padres que lo único que qieren es que sus hijos pasen de curso, sí o sí; cabreos por los abusos de directivas fascistas que sólo atienden a la administración; de compañeros con mucha capacidad de trabajo recibiendo día a día expresiones malsonantes de los hijos de la gran abundancia ( del quiero y no puedo de este país de dosilandias ).
    Seguramente se convoque un día de huelga, manifestaciones hasta Sol, etc. Está bien que se haga, pero en mi modesta opinión, no es suficiente.
    ¿Hemos llegado a un grado de cabreo como para paralizar el curso 2010-11 (porque septiembre podría ser una gran oportunidad para el colectivo): no firmar actas, dimisión del equipo directivo...Esa "revolución sin contemplaciones" sería parar en seco.
    Me llenaría de satisfacción.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Pepe, hoy 31 de agosto leo en El País.com sobre la multitudinaria asamblea de docentes en Madrid y la posible convocatoria de huelga para comienzos de curso (enlace abajo), leo la vergonzosa carta que os envía vuestra presidenta [desde el principio, ¿qué es eso de dirigirse a un colectivo con "Queridos" prof..? en todo caso 'Estimados' no? y el penoso intermedio justificando la necesidad de las dos horas más de trabajo exigidas con..comercios que cierran, jóvenes en paro,..¡! ¿qué tienen que ver las churras con las merinas? ¿es que no piensa que habla sobre educación con gente que ha opositado? ¿?, y ese final..'responsabilidad compartida' pero tú en tu sitio aceptando y yo en el mío obligando, toma ya! por si pensáis en vías encuentro-desencuentro] pues como digo, leo todo más los enlaces que muestra la noticia, como preguntas y respuestas sobre el conflicto, 2500 prof. menos..etc y recuerdo tu buenísimo 'encabronamiento' escrito el 28 de julio, y claro..pienso.. o eres un puñetero visionario o ya tenías cierta información sobre lo que se cocía, y aún así, acertaste de pleno tío!. Yo de vosotros repudiaría esa carta.
    Abrazo, Car


    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/multitudinaria/asamblea/docentes/decide/convocar/huelga/dia/elpepusoc/20110831elpepusoc_5/Tes

    ResponderEliminar
  37. No, Carmita, en ningún caso he sido visionario en nada de esto. Toda esta información que los medios parecen descubrir ahora proviene de mediados de julio y a partir de ella elaboré entonces este post. Ahora lo que pasa es que llega septiembre y nos hemos reunido más de 2000 profesores en asamblea antes de comenzar el curso para ver cómo podemos hacer frente a estas agresiones. Aguirre y Figar, conocedoras de que esta vez, al menos de inicio, vamos en serio, lo que han hecho es intentar a empezar a poner en nuestra contra a la opinión pública y este rifirrafe ya ha sido (por fin) lo suficientemente sonoro como para que los medios (pobremente) empiecen a dar cuenta de ello.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  38. Ya pero aunque pobremente no así creo que en contra; la opinión pública en este tema, en educación, ha de verse bien reflejada en los medios pues toca profundamente a todos, afecta a las familias en sus hijos directamente y los centros van a tener conflictos con los padres en cuanto estos detecten fallas en sus hijos, que las va a haber y muchas. No van a ser dos horas más de trabajo sino que los problemas en los centros se van a elevar al cuadrado y con muchos menos profesores, pienso en los directores de los centros además de vosotros, ¿qué van a hacer? el año va a ser de órdago.
    Car

    Car

    ResponderEliminar
  39. Pues nada, perfecto para que los peperos lancen a la opinión pública el mensaje final a la sociedad madrileña: "¿veis lo mal que está la pública? No os fiéis y llevad a vuestros hijos a la concertada (privada) y a la privada (privada). Allí no pasan estas cosas"

    Claro que en China tampoco pasan.

    De todas maneras, como dices, bienvenida sea la atención mediática si ella permite que la gente al menos se entere de algo.

    ResponderEliminar
  40. Hola:
    Al anónimo que critica tanto esta entrada creo, sin afán de insultarte que estás equivocado, aunque como él, muchas veces he acabado harto del discurso izquierdista. Creo que estás equivocado en algunas cuestiones que planteas (permiteme este tratamiento más personal, sin con ello quererte faltarte al respeto), si me permites la rectificación, porque hasta desde los planteamientos más liberales, de los cuales soy un gran defensor, hay unas cuestiones básicas de igualdad de oportunidades y uno básico de ellos, es la educación desde el punto de vista de la enseñanza reglada ( y hago esta matización porque no es la única posible).
    Las descalificaciones que haces de forma general a los profesores de la pública me preocupan. Y me gustaría hablar contigo personalmente por si me puedes aportar algo que yo no vea para decir lo que dices y rectificar. Lo que dices supongo que tendrás tus razones pero no las veo expuestas y por tanto no puedo preguntarte por ellas.
    Dices que hay que trabajar y dejarse de escribir estupideces, lo cual me parece bien, pero si te molestas en escribir en este blog te estás metiendo y aceptando que no es una estupidez porque merece contestación.
    Luego dices que alguién es poca cosa para criticar a Esperanza Aguirre. ¿Cuál es la razón para que digas eso? Un político por definición es alguién expuesto a la opinión de las personas. Puede que no aceptes esa crítica, pero no se puede atacar a la persona que expone una opinión, sino a la opinión en sí misma porque si no, se cae en que la idea es más importante que la persona y por tanto sacrficable y este un concepto propio de ideas autoritarias tales como las de Stalin, Fidel Castro o Hitler.
    Dices que los de la pública tenemos a nuestros hijos en la concertada o privada. ¿Tienes datos objetivos? Por favor, si los tienes mándamelos. Me interesa realmente. Pero si no los tienes, no hagas una afirmación gratuita.
    En cuanto que manipulamos a los alumnos, es cierto en un sentido . Pero el proceso de educación en sí mismo es una manipulación que va contra la naturaleza. Se trata de hacer ir a la humanidad a salirse de las leyes biológicas a otras propias de la humanidad. la contención, el sacrificio por algo más allá de la inmediatez de los genes, etc. Por supuesto, los profesores no podemos determinar la finalidad de esa manipulación. Eso es potestad de la sociedad y de los individuos en última instancia. Los padres son los que tienen derecho inicial para que luego cada uno decida. Pero es mi misión darles las herrammientas intelectuales para que hagan eso y lo que pedimos es que eso es lo que se me exige se me dje hacerlo bien.
    Me gustaría hablar más contigo a ser posible en un café o terraza tranquilamente para que me argumentes más porque el problema de estos foros es que hay que sintetizar que o uno es un genio o bien, queda todo como ataques acríticos de´jándonos a todos fatal por su inmediatez.
    Perdón si he he ofendido en algo a alguién.
    Álvaro

    ResponderEliminar
  41. Pepe,
    Me he encontrado esto y como no sé si lo has visto, te lo paso por aquí:
    http://www.escolar.net/MT/archives/2011/09/espeluznante-la-consejera-de.html

    Animo!
    Iñaki

    ResponderEliminar
  42. Gracias Iñaki... Esta charla en cuestión de Lucía Figar está corriendo como la pólvora entre los profesores madrileños. Algunos están ahora descubriendo cosas que hace años que deberían saber.

    ResponderEliminar